Las palabras que están prohibidas para empleados de General Motors

General Motors

GM dijo a sus empleados que el lenguaje florido simplemente no era útil para llegar a la raíz del problema.

- Getty Images


¿Qué tienen en común las palabras "seguridad", "caótico" y "problema"? Todas están en la lista de palabras prohibidas de General Motors para los empleados que estaban documentando potenciales problemas de seguridad.

La revelación de la lista de 68 palabras es uno de las tergiversaciones peculiares en el llamado a reparación en curso para 2,6 millones de vehículos de modelos pasados por defecto en el interruptor de encendido.

El viernes, el gobierno federal determinó una multa a GM de 35 millones de dólares por no reportar el defecto letal durante más de una década. El gobierno además reveló un documento de capacitación de la compañía de 2008 que incluye la lista y advierte a los empleados apegarse a los hechos y no utilizar lenguaje que pudiera dañar a la empresa en el futuro.

La palabra "defecto", por ejemplo, "puede ser considerada como una admisión jurídica" y debe ser evitada, dice el documento de la compañía.

En la lista están adjetivos como "malo", "aterrador", "peligroso", "horroroso" y "malévolo", al igual que términos poco favorecedores como "trampa mortal" y "creador de viudas". Incluso palabras aparentemente no malevolentes como "siempre" y "nunca" ingresaron a la lista.

GM dijo a sus empleados que el lenguaje florido simplemente no era útil para llegar a la raíz del problema y les advirtió que ciertas palabras podrían ser malinterpretadas posteriormente por alguien fuera de la empresa. Se pidió a los empleados que pensaran cómo se sentirían si algo que estaban escribiendo fuera reportado en un periódico importante.

Cuidan el lenguaje en sus reportes

David Friedman, director interino de la Administración Nacional para la Seguridad del Tránsito en las Carreteras (NHTSA), dijo que los materiales eran parte de un problema más grande en GM, donde los ingenieros fueron renuentes a enviar a sus superiores documentos con palabras como "defecto".

"El hecho de que GM tomó tanto tiempo para reportar este defecto señala que había algo muy malo con los valores de la compañía", enfatizó.

GM dijo que ahora los empleados son alentados a discutir asuntos de seguridad.

"Nosotros alentamos a los empleados a ser precisos en sus manifestaciones y continuaremos trabajando con la NHTSA para mejorar los procesos de seguridad", afirmó la empresa en un comunicado.

Sin embargo, Clarence Ditlow, director ejecutivo del Centro para la Seguridad Automotriz, grupo no lucrativo, dijo que lo que hizo GM no es inusual. Los fabricantes de vehículos están obligados por ley a reportar al gobierno defectos de seguridad en el plazo de cinco días luego de ser descubiertos, así que ellos buscan cuidadosamente no utilizar lenguaje que detonará la aplicación de esa ley.

"La palabra con la D —defecto— está prohibida en cualquier compañía de automóviles. GM simplemente lo confirma", agregó Ditlow.