Publicidad | Vea su anuncio aquí

autos inundados

taxi new

FOTOS:  El Taxi y su evolución

Ver fotos
Bellezas en la Grand Prix de Long Beach

FOTOS:  Bellezas en la Grand Prix de Long Beach

Ver fotos

Autos bajo el agua

NUEVA YORK — Las secuelas de las tormentas no sólo dejan inundadas casas y negocios sino que también afectan numerosos vehículos que quedan bajo el agua. Desafortunadamente, muchos de estos autos pudieran ser adquiridos por negociantes abusadores quienes, tras limpiarlos un poco, pudieran intentar venderlos a los consumidores, escondiendo, cosa que es ilegal, el historial de dicha inundación, advirtió el Insurance Information Institute (I.I.I.).

Encuentra tu auto perfecto

Ciertos operadores inescrupulosos de algunas entidades de salvamento de autos y en otras ocasiones de concesionarios de autos usados igualmente inescrupulosos, a menudo tratan de esconder el hecho de que algunos de los autos que venden han sufrido daños por algún desastre natural, como una inundación, indica la Oficina Nacional contra el Crimen de Seguros (National Insurance Crime Bureau - NICB).

Para prevenir este tipo de fraude de venta de vehículos a los consumidores en todo el país, la NICB trabaja en conjunto con las entidades policiales y las compañías aseguradoras para identificar y catalogar todos los vehículos que estén involucrados en estos desastres.

“Al crear un registro de autos dañados que los consumidores puedan acceder al momento de evaluar un vehiculo para la compra, estamos reduciendo en una gran proporción el riesgo de que aparezcan autos que han sufrido daños por desastres”, dijo Robert M. Bryant, presidente y director ejecutivo de la NICB.

La NICB compila una base de datos de los vehículos afectados en casos de tormentas y ofrece una búsqueda gratis de cualquier auto usando el Número de Identificación del Vehículo, mejor conocido como VIN. De tal modo, los posibles compradores pueden averiguar más sobre la historia del auto y si éste se ha visto involucrado en un reclamo a la aseguradora por razones de inundación. Por lo general, tarda unos meses para que los vehículos que han sufrido daños de inundación entren de nuevo en el mercado de autos usados para la venta. Los consumidores pueden revisar si un auto ha sufrido de estos daños usando el servicio gratis de la página Web de la NICB ( http://www.nicb.org ).  

“Para evitar adquirir un vehículo que haya sufrido daños por inundación, no sólo se requiere utilizar un intermediario de buena reputación, sino que además es importante que haga revisar el mismo por un mecánico certificado que inspeccione también el número VIN”, indicó Jeanne M. Salvatore, vicepresidente de asuntos para el consumidor y portavoz del I.I.I.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí