Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia
  • Manejar distraído, la nueva epidemia

Manejar distraído, la nueva epidemia

Manejar distraído se ha convertido en una nueva epidemia que desafortunadamente, ha cobrado miles de vidas.
Según un estudio realizado por el Instituto de Transporte de Virginia Tech, casi 80% de los choques se deben a falta de atención del conductor.
Este mal comportamiento se ha incrementado en los últimos años a pesar del esfuerzo de las autoridades por reducirlo.
Sin duda, el uso de teléfono celular mientras se conduce es el hábito más recurrente en la actualidad.
De acuerdo a ciertas investigaciones, marcar un número de teléfono mientras el auto está en movimiento, aumenta la posibilidad de un impacto hasta seis veces.
En tanto, enviar un mensaje incrementa el riesgo de un accidente hasta 23 veces.
Pero a pesar de las 5,475 muertes registradas por un accidente relacionado con un conductor distraído, se ha vuelto muy común ver este tipo de escenas.
Aunque el efecto de las conversaciones por teléfono no es tan evidente, se encontró que quienes hacen esto se pasan el doble de señales de tránsito y reaccionan más lento a las que si notaron.
Los más susceptibles a tener este tipo de comportamiento, son los jóvenes, quienes además no lo consideran peligroso.
Y es que la facilidad para estar conectados a redes sociales, correo electrónico o mensajes de texto es tal que para muchos resulta imposible despegarse del teléfono aunque esto ponga en peligro su vida.
De hecho, 16% de los conductores adolescentes envueltos en un accidente mortal estaba distraído.
De los menores de 30 años, 63% admitió usar el teléfono celular mientras mientras manejaba.
Además, uno de cada tres jóvenes aseguró haber enviado un mensaje de texto estando al volante.
A pesar de estos números, 83% de los conductores más jóvenes, asegura estar a favor de leyes que prohíban este mal comportamiento.
Actualmente, existen ciertas aplicaciones o dispositivos como el manos libres, que ayudan a reducir el riesgo potencial de un accidente.
Sin embargo, el uso del teléfono celular no es la única distracción. El simple hecho de viajar con amigos reduce la atención del conductor.
El besarse, abrazarse o inclusive tener relaciones sexuales mientras se maneja es un comportamiento que muchos jóvenes consideran emocionante pero resulta igualmente peligroso.
¿Quién no ha comido mientras maneja? Si, prácticamente todos, pero esto aunque parezca algo sin importancia, es una fuerte distracción.
Papás, agradecemos su preocupación, pero ir regañando a los hijos mientras conducen puede terminar en un accidente de graves consecuencias.
Así que antes de distraerte con cualquier cosa, recuerda que ningún beso, llamada, mensaje o actualización en Facebook es más importante que tu vida.

Manejar distraído se ha convertido en una nueva epidemia que desafortunadamente ha cobrado miles de vidas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Haz click en las flechas para ver la próxima foto

Publicidad | Vea su anuncio aquí