Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!
  • ¡No te equivoques!

¡No te equivoques con los líquidos de tu auto!

No es raro que alguien se equivoque con los líquidos de su auto, lo que puede derivar en resiltados molestos. Por eso es importante que antes de agregar cualquier aditamento consultes el manual del usuario, de esta forma garantizarás el buen funcionamiento de tu auto y te ahorrarás muchos dólares de reparaciones.
Evita errores.- Un ejemplo muy común es agregar anticongelante al depósito del limpiaparabrisas… Esto sólo da como resultado un desastre viscoso. Sin embargo, según un estudio realizado por la Agencia Británica de Protección Sanitaria, llenar este depósito únicamente con agua crea el lugar ideal para la reproducción de la bacteria que causa la enfermedad del legionario, una especie de neumonía.
Resbalones con aceite.- No importa la marca del aceite de motor pero el grado de viscosidad (10W-30) sí es importante y debes usar sólo la que especifique el manual del usuario. Emplear el aceite incorrecto reduce la lubricación y duración del motor; si el manual indica usar aceite sintético, hazlo, pues contrario a lo que muchos creen, añadir aceite sintético al normal no dañará el motor pero tampoco dará beneficios.
Agua para la batería.- Algunas baterías tienen celdas individuales que podrían necesitar un reabastecimiento con un poco de agua para cubrir las placas de plomo. Por eso, debes usar solo agua destilada que no contiene sales ni minerales. Si agregas agua de la llave al líquido electrolítico de la batería puedes provocar que los minerales del agua se acumulen en las placas de plomo que están dentro de la batería. Esto podría reducir la potencia de la batería y también acortar su tiempo de vida.
No la riegues con el agua.- El sistema de enfriamiento de un auto utiliza una mezcla de agua y anticongelante conocida como líquido refrigerante. Esta tiene una concentración 50/50 que evita que el motor se congele durante un día frío o hierva en un día caluroso. Agregar demasiada agua puede hacerla más susceptible a congelarse o hervir y provocar que el auto no arranque, además de que esta agua provoca la acumulación de minerales y afectar su eficiencia. En tanto, demasiado anticongelante puede causar corrosión, fallas mecánicas en la bomba de agua y mayor desgaste en el motor.
Errores combustibles.- Agregar diesel a un auto de gasolina hará que el motor avance a empujones y jalones, si es que funciona. Según la cantidad de gasolina que se agregue a un auto diesel es el daño, pero puede llegar a la bomba, los inyectores y otras piezas. Si se detecta a tiempo, el técnico puede limitar el daño drenando el combustible contaminado. Mientras tanto, no enciendas el motor.
Líquido especial para frenos.- El sistema de frenos usa fluidos hidráulicos formulados especialmente para esta función. Sustituir el líquido de transmisión o dirección asistida, que son muy parecidos entre sí, puede dañar los sellos, el sistema y hasta provocar una falla en los frenos. Por lo tanto, debes tener en cuenta que si el nivel del líquido de frenos está bajo, es posible que tu auto necesite una revisión y mantenimiento adecuados del sistema de frenos ya que pueden estar gastados o pueden tener una fuga.
Cambios pegados.- La transmisión automática sólo debe usar el líquido que especifica el fabricante, pues usar el líquido incorrecto provoca una lubricación deficiente, recalentamiento y hasta la falla de la caja de cambios. El mecánico no podrá revertir el daño aún purgando la transmisión, que también puede dañarse agregando aceite para motor o líquido de frenos.
Líquidos limpiaparabrisas que no deben usarse.- Además de crear el ambiente perfecto para bacterias mortales, el agua no limpia tan bien como los líquidos especiales para limpiar el parabrisas y además es propensa a congelarse. Usar productos del hogar como limpia vidrios o amoniaco puede dejar el agua jabonosa, dañar el acabado del auto e incluso reducir la visibilidad del camino cuando posee mucho jabón. Otro daño que pueden provocar estos fluidos es que al ingresar al sistema de entrada de aire resultan en un ambiente nocivo en la cabina, aumentando la posibilidad de que te enfermes.
Cuidado especial.- Es importante que revises bien el manual del propietario antes de vaciar cualquier líquido a tu auto. Si de plano te parece muy confuso lo ideal es que lo lleves con un profesional, esto te ahorrará tiempo, dinero y garantizará que tu auto estará siempre en óptimas condiciones.

Tu auto necesita diferentes líquidos, pero antes de agregar alguno, consulta el manual del usuario para evitar que tu auto falle.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Haz click en las flechas para ver la próxima foto

Publicidad | Vea su anuncio aquí