Publicidad | Vea su anuncio aquí

¿Qué hago si mi auto tiene un recall?

¿Qué hago si mi auto tiene un recall?

Si tu auto tiene un recall, la solución correcta es llevarlo a reparar directamente con el fabricante.

- Getty Images

Lo uses mucho o poco

VIDEO:  Lo uses mucho o poco - GMC

Ver videos
Las mentiras más comunes de los mecánicos

VIDEO:  Las mentiras más comunes de los mecáni.. - Despierta América / Univision

Ver videos
Detecta a un buen mecánico

VIDEO:  Detecta a un buen mecánico - Despierta América / Univision

Ver videos
Las 10 peores noticias que puede darte tu mecánico

FOTOS:  10 malas noticias sobre tu auto

Ver fotos
Las estafas más comunes de los mecánicos deshonestos

FOTOS:  Detén a los mecánicos deshonestos

Ver fotos
Aprende a comprar un auto

FOTOS:  Aprende a comprar un auto

Ver fotos

Sólo debes llevarlo al concesionario

 

"La puerta puede abrirse mientras el vehículo está en marcha y si un ocupante se cayese del vehículo, se podrían producir lesiones".

"El motor pueden sufrir pérdidas del líquido hidráulico y causar un incendio" o como ocurrió con Toyota, "el auto se puede acelerar solo y puede no frenar”.

Las advertencias no podrían ser más alarmantes. Sin embargo, más de 30% de los vehículos que son llamados a reparación, nunca son reparados. En la mayoría de los casos, por negligencia de los dueños, a pesar de que los riesgos pueden ser de vida o muerte y también porque el costo de las reparaciones corre siempre a cuenta del fabricante.

Según cifras de la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), solo se reparan 72% de los autos que reciben un recall de los fabricantes.

Las listas de estos llamados a reparación se actualizan constantemente en todo el mundo y en Estados Unidos, la NHTSA los hace obligatorios tras recibir reportes de los consumidores o los propios fabricantes, quienes continuamente realizan pruebas de seguridad en sus modelos.

En cualquier caso, es recomendable realizar la reparación solicitada lo antes posible para evitar cualquier problema adicional, a pesar de que en muchos casos se trate solo de una medida de precaución.

Aunque en algunos casos el llamado es extensivo, no quiere decir que todos los autos sufrirán el problema, pero como existe cierta posibilidad, el fabricante prefiere prevenir que lamentar. Y además evitar largos juicios en corte y costosas compensaciones.

Así que si manejas un vehículo que es llamado a reparación no significa que debes ir inmediatamente, deshacerse del auto o que el fabricante no se hará responsable; si un auto recibe un recall simplemente hay que llevarlo a reparar.

Cuando la NHTSA o el fabricante ordena un recall, los fabricantes hacen un cruce de información entre las bases de datos de sus compradores y las de los actuales dueños del modelo afectado con el Departamento de Vehículos de cada estado para poder enviar las notificaciones por correo.

En cuanto llega la notificación, el dueño del vehículo debe llevarlo directamente a cualquier concesionario de la marca pero no necesariamente al mismo en el que lo compró ya que los concesionarios tienen la obligación de hacer las reparaciones requeridas hasta que el vehículo llegue a 10 años de antigüedad.

El concesionario no puede cobrar nada por la reparación, pero si el dueño del vehículo hace la reparación en un taller no autorizado o por su cuenta, el fabricante no está obligado a cubrir los gastos, ni se hace responsable de las consecuencias.

Si un concesionario intenta cobrar por el servicio, el dueño del vehículo debe llamar al número de Atención al Cliente del fabricante y reportarlo de inmediato.

Si el dueño hizo la reparación hasta un año antes de que la NHTSA o el fabricante la hayan ordenado, el fabricante debe reembolsar el costo al dueño, si éste conservó todos los comprobantes originales.

Si uno de los autos llamados a reparación está en poder de un lote de autos usados, el dueño del lote debe hacer la reparación antes de intentar venderlo. La NHTSA mantiene una base de datos sobre todos los "recalls".

Para obtener información sobre recalls actuales o del pasado, se puede llamar a la línea gratis de la NHTSA al 1-888-327-4236 o llenar una hoja de reclamo de información que se puede obtener en la página de internet de la NHTSA wwww.nhtsa.gov.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí