¿En qué caso debo informar de un accidente leve?

¿Cuándo hablarle a tu seguro?

¿Cuándo hablarle a tu seguro?

Hablarle a tu seguro después de un accidente leve no siempre es lo más recomendable.

Thinkstock LLC/Picture Quest

Pregunta difícil: Usted y su SUV padecen un accidente menor, de baja velocidad. Por suerte, nadie resultó herido, pero su auto tiene daños- más que un poco raspado- y tal vez  también la propiedad o el vehículo de alguien más. ¿Debe  informar a su compañía de seguros acerca de ello o mantener el asunto en silencio y pagar los costos de la reparación de su propio bolsillo?

Encuentra tu auto ideal

El temor de un alza en las tasas de seguro es a menudo la idea que subyace a esta pregunta. Sin embargo, hay algunos factores importantes que pesan más al determinar qué hacer en esta situación.

¿Cuándo reportarlo?

De acuerdo con datos del Departamento de Transporte, 7 de cada 10 accidentes automovilísticos en 2011 involucró otro vehículo,  al igual que 52% de las reclamaciones de seguro de automóvil presentadas en los últimos años por más de 31,000 suscriptores de Consumer Reports encuestados el pasado verano. Si el accidente cae en esa categoría, siempre repórtelo, especialmente si es posible que haya tenido la culpa, ya que su cobertura también lo protege de la responsabilidad de hacer daño a otros.

Su compañía de seguros y algunas leyes estatales pueden exigir que informe de estos casos (pregunte a su agente de seguros sobre los requisitos del estado y la política). Pero documentar oficialmente el hecho también está en su mejor interés cada vez que esté involucrado con un desconocido en una reclamación de daño potencial, incluso si usted y otra persona razonable elaboran un acuerdo privado para mantener a las compañías de seguros fuera de ello.

"He visto muy pocos de estos acuerdos personales funcionar en mis 27 años con Progressive”, dice Rick Sticca, gerente general de la cuarta mayor aseguradora de automóviles. A menudo las reparaciones cuestan más de lo que la gente razonable anticipa. Por ejemplo, cuando un Toyota Corolla 2010 choca por detrás a un Toyota RAV4 2010 a 10 millas por hora en las pruebas por el Instituto de Seguros para Seguridad en las Carreteras, el Corolla tenía más de $3,800 en daños delanteros para el usuario y el SUV incurrió más de $6,000 en daños en la parte de atrás de su auto, debido al desajuste de la altura de las defensas de los vehículos.

El daño del Corolla parecía menor, y el RAV4 era casi imperceptible. Incluso los daños más baratos en 14 de esos ensayos que incluían a siete parejas de vehículos produjeron  casi  $3,000 dólares en pérdidas totales y seis veces el típico deducible de colisión de $500.

Incluso la falta de lesiones inmediatas pueden ser engañosas. La descarga de adrenalina que acompaña incluso un accidente de bajo impacto puede enmascarar los síntomas de lesiones y daño a los tejidos blandos que pueden tomar de 24 a 48 horas en aparecer. Reclamaciones por lesiones falsas son otra posibilidad que vale la pena considerar y pueden resultar de accidentes falsos y otros fraudes, según el Buró Nacional de Crímenes en los Seguros.

Si usted no reporta y grandes costos lo sorprenden después, su compañía de seguros tal vez no quiera pagar debido a que su capacidad para investigar los daños reclamados, cuando el tiempo era esencial, se ha perdido.

Cuando es cara o cruz

Su reto más difícil en la toma de decisiones se produce cuando el daño es a su propio vehículo y propiedad. La presentación de una reclamación probablemente producirá un pago tentador de varios cientos a más de $1,000, después del deducible. Debe tener en cuenta un factor desconocido "x" de la forma en que su reclamo podría afectar sus primas. Desafortunadamente, es imposible que los consumidores sepan de antemano cuánto van a aumentar sus primas, y por cuánto tiempo, para así poder comparar cuánto recibiría de pago por su reclamación. Sin embargo, entre nuestros suscriptores, el 7% de los demandantes consideraban que su aseguradora injustamente elevó su prima como resultado de su reclamación. (Nosotros no preguntamos sobre los aumentos de primas justas.)

La mayoría de los estados regulan accidentes "imputables", que son los pagos de pérdidas que a las aseguradoras de automóviles se les permite contar en contra de su récord de conducir para calcular su riesgo y el establecimiento de las primas. Las reglas varían de estado a estado, pero los limites  de pago de $500 a $1000 son típicos, lo que significa que los accidentes que le cuestan menos de esto a la aseguradora, no pueden causar un aumento en su póliza. Su compañía de seguros le puede decir la regla en su estado.

Las principales compañías de seguros también aplican sus propios programas de fidelidad, que dan premios por "perdón de accidente", basándose en el tiempo que ha estado con la compañía y su buen récord de manejo y de pago. Así que una aseguradora puede perdonar un accidente de $1,500 si usted es un cliente relativamente nuevo, pero un accidente de $5,000 se pasa por alto si usted ha estado con la compañía durante cinco años. El perdón, por supuesto, es en general un beneficio de una sola vez, así que no confíe en esto para una serie de accidentes. En algunos casos, el perdón por encima del límite del estado es una opción formal que puede costar un monto adicional.

¿Cuándo no debería reportar?

Si el daño es menor y se limita a su propio vehículo y propiedad, tal vez retrocediendo y golpeando su propia barda o puerta de la cochera, esto por lo general no es necesario informarlo a su compañía de seguros si usted no va a hacer una reclamación. Asimismo, no tiene sentido económico de hacerlo si el costo de la reparación es menor  que su deducible por cobertura de colisión.

¿Quieres opinar? ¡Hazlo en los foros de Autos!

Lo Más Visto