Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Dodge Challenger Rallye Redline 2012
  • Próximo álbum

Dodge Challenger Rallye Redline 2012

El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.
El Dodge Challenger Rallye Redline 2012 tiene una infusión del ADN de Dodge, que lo hace más emocionante. Este icónico muscle car, con su motor V-6 de 305 caballos de fuerza y su tuning centrado en el desempeño, está listo para complacer hasta al más exigente. Su look de "chico malo" luce una franja roja en el cofre que se alarga al techo y hasta la puerta de la cajuela. Este vehículo para cinco pasajeros está disponible en cuatro colores: plata metálico, tungsteno metálico, blanco brillante y negro.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Dodge presentó el Dart 2013 en Detroit

Mazda MX-5 2015

Ford comenzó la producción del Mustang

Récord Guinness para autos clásicos en México

Disfruta más imágenes
a tu izquierda