• Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Ford Mustang Shelby GT500 2014
  • Próximo álbum

Ford Mustang Shelby GT500 2014

El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
El Shelby GT500 es el Mustang más potente jamás creado, es más, equipa el motor V8 de producción más potente en el mundo. Sus 662 caballos de fuerza hacen de este auto una verdadera bomba en el asfalto. La carocería sufre importantes modificaciones no solo para darle una paraiencia más agresiva, sino también para mejorar la refrigeración de sus diferentes componentes y mejorar su comportamiento dinámico. La potencia no es lo único poco creíble de este V8, el sonido que emite el V8 super cargado de 5.8 litros no es solo embiragante, también es por demás adictivo.
Próximos álbumes

Ford F-150 2015

Cadillac ATS Coupé 2015

Fotos del Bugatti Veyron Ettore Bugatti

Fotos del Dodge Charger Hellcat 2015

Disfruta más imágenes
a tu izquierda