Nuevo Peugeot 208 GT 2014

Peugeot 208 GT 2014

Peugeot 208 GT 2014

La versión GT del 208 es un auto completamente diferente a la versión normal.

Peugeot

Peugeot ha dejado huella en la historia de la deportividad aplicada al automóvil. Este ADN permite crear un deportivo divertido y chic.

Encuentra tu auto ideal

El 208 GT proporciona a su conductor un incisivo placer de conducción gracias a un chasis deportivo que oficia de proveedor de grandes sensaciones. Muelles, amortiguadores, barra estabilizadora, subchasis delantero y trasero más rígidos… todo el esquema de suspensión es específico.

Ágil y reactivo, el 208 GT enlaza las curvas con absoluta precisión. Mandado por una dirección cuyos reglajes han sido revisados para ganar firmeza, el eje delantero traza a la perfección mientras que el eje trasero, perfectamente a punto, cierra la trayectoria de manera ideal.

Equipado con neumáticos 205/45, con rines de aluminio diamantados de 17’’ con decorados en pintura negro Onix y caliper de frenos pintados en rojo, alojan discos ventilados 302 mm delante y de 249 mm detrás refrigerados por tomas de aire dinámicas que aseguran una frenada incisiva.

El motor de gasolina 1.6 litros con 200 caballos de fuerza suena a través de una línea de escape modificada. Desde la puesta en marcha y a cualquier régimen, emite una música que atrapa al oído. Acoplado a una caja manual de seis velocidades con desarrollos más cortos, el motor saca la quinta esencia al chasis.

Un deportivo divertido, de elevadas prestaciones y seguro, con una sonoridad cautivadora y las cualidades de una excelente berlina, el 208 GT será un regalo diario para su conductor, con un ESP completamente desconectable velando siempre por él.

Destinado a una clientela exigente y activa, el 208 GT es el fruto de un sofisticado trabajo en el ámbito del diseño, de los materiales y los colores. Su dinamismo se expresa, en primer lugar, por medio de su identidad exterior específica fácilmente reconocible gracias a su contundente presencia.

Al primer golpe de vista, uno queda impresionado por su presencia, la de un coche que afirma su identidad: un coche deportivo y refinado.

Con unas vías aumentadas en 10 mm en la parte delantera y en 20 mm en la trasera, este modelo de 3 puertas se caracteriza por la presencia de elementos de carrocería que envuelven más de cerca las ruedas. Los bajos de caja y los pasos de rueda ensanchados expresan visualmente el potencial del coche.

Particularmente seductora y visible tanto de día como de noche, la firma luminosa del frontal queda sublimada por los nuevos faros halógenos con diseño cuadrado de doble óptica, equipados con una guía de luz de última generación “Day Running Lamps”.

Estos trabajados faros de estructura interna rectangular utilizan la tecnología LED para los intermitentes y las luces de día. Envolviendo a los faros de carretera, cuyo embellecedor flotante recuerda a la pupila de un felino, el conjunto de los grupos ópticos dotan de un iris a la mirada del 208 GT.

Los faros enmarcan una parrilla específica. En el 208 GT, la parrilla negra brillante atrae las miradas con sus inserciones en cromado brillante que reinventan el ajedrezado deportivo bajo un formato 3D. El frontal se revela, por tanto, tecnológico y sonriente, natural y sofisticado.

La carrocería es deportiva sin duda. Atravesando al faldón trasero negro brillante, el escape termina en una doble salida cromada de forma trapezoidal, un diseño innovador que subraya la exclusividad de este modelo.

La apertura de puertas revela un interior a imagen de la carrocería. Desde los umbrales, donde destaca el nombre de Peugeot en letras de fuego, el habitáculo es muy deportivo.

Con asientos de gran sujeción y cinturones negros con una banda roja, la posición de conducción resulta obviamente deportiva. Los pies se sitúan de manera natural sobre los pedales y el reposapiés en aluminio mientras que los talones descansan sobre las alfombrillas de gama alta con reborde negro pespunteado en rojo. Intuitivamente, las manos se posan sobre el pequeño volante de piel perforado y también pespunteado en rojo. Sin necesidad de dirigir hacia allí la vista, la mano derecha encuentra rápidamente el pomo del cambio en aluminio, con un adorno lateral rojo y la palanca del freno de mano en cuero picado pespunteado.

El habitáculo no es sólo deportivo sino también ergonómico y al servicio del conductor. Las manos caen de manera natural sobre el pequeño volante y, con la punta de los dedos se maneja la gran pantalla táctil de 7’’ con conectividad ampliada (tomas USB y Bluetooth).