La india Tata remodeló el Nano para atraer a los jóvenes

Tata Nano 2013

Tata Nano 2013

El nuevo Nano tiene rines diferentes, sistema de sonido y hasta faros de niebla.

Tata Motors

La marca india de autos, Tata, intentó revolucionar la industria automotriz en 2009 cuando lanzó un pequeño auto en menos de $2 mil, lamentablemente el Nano ha sido un fracaso comercial.

Encuentra tu auto ideal

El plan original era cambiar la industria local al darle a la clase media emergente en India un medio de transporte barato y efectivo. Una vez que esto se lograra, el Nano debería conquistar los demás mercados emergentes (como el resto de Asia y América Latina) para después cambiar la manera de vender autos a nivel global.

Lamentablemente las ventas en India no han sido las esperadas y las exportaciones están aun peor, convirtiendo al Nano en una advertencia para quien quiera abarcar más de lo que realmente puede, además de frenar el crecimiento de Tata Motors de manera importante.

Uno de los principales problemas que enfrenta el Nano es que las personas que ascienden a la clase media de India quieren autos baratos, pero no quieren autos que parezcan baratos, y están dispuestos a pagar más de lo que creía Tata por un vehículo con una imagen de calidad superior.

Otra causa de su fracaso se le puede atribuir a las motos. En India mucha gente se transporta por medio de motos y algunas familias están muy acostumbradas a moverse de esta manera, dándole usos que jamás imaginaríamos (aparte de ser sumamente inseguros), desde camiones de carga hasta minivans para transportar a toda la familia… todo esto en una simple motocicleta.

Ahora Tata se encuentra en una situación nada favorable en la que debe reinventar el auto para intentar subir su volumen de ventas. Para ello agregó un sistema de sonido, tapas para las ruedas y acabados en cromo, además de subir el precio y lanzar una nueva campaña de marketing para darle más prestigio.

Si la versión renovada no logra impulsar las ventas del Nano, un pilar de Tata, el panorama podría ser sombrío para la empresa dueña de marcas de lujo como Jaguar y Land Rover. Tata Motors ha despedido empleados y ha reducido la producción. Analistas indican que sin un repunte de la demanda del Nano, la automotriz podría eliminar más puestos de trabajo el año próximo.

Tata apostó en grande al Nano. Gastó cerca de $400 millones en desarrollar el auto y cientos de millones más en construir una planta capaz de producir entre 15 mil y 20 mil unidades por mes.

A pesar de estas capacidades de producción, Tata vende alrededor de 2500 Nanos al mes, un descenso importante comparándolo con las 10 mil unidades que vendieron en abril de 2012. En septiembre Tata vendió 40% menos que el mismo mes del año pasado y sus ingresos netos en el último cuatro bajaron 23% a pesar de una alta importante en las ventas de Jaguar y Land Rover.

Cuando la automotriz diseñó el Nano por primera vez, los ingenieros intentaron reducir sus funciones para disminuir los costos. Cuando salió era el auto producido en masa más barato del mundo.

El primer modelo básico no tenía aire acondicionado ni sistema de sonido y venía con sólo un parabrisas. El interior austero no incluía guantera y los asientos muy poco acolchados no se podían ajustar.

Los nuevos modelos tratarán de atraer a los compradores de menos de 35 años y ser "un poco más aspiracionales". El nuevo Nano LX, el modelo más completo, costará $3.578. Tendrán un sistema de sonido con cuatro bocinas, dos guanteras e interiores mejorados, además del exterior renovado aunque mecánicamente seguirá exactamente igual.