Los coches sin conductor: un futuro no tan lejano que cuesta asimilar

Auto conducción Google

Auto conducción Google

Los autos que se manejan sólos de Google son los más famosos.

Getty Images

Aparte del prototipo de Google -el que se lleva la fama-, son más de una decena de empresas y universidades a nivel mundial las que llevan años trabajando en modelos de vehículos que circulen sin necesidad de que un conductor los maneje, y muchos de estos ya han recorrido varios kilómetros de prueba.

“El coche que se conduce solo será el primer robot que la mayoría de nosotros usemos en nuestra vida diaria”, indicó Thilo Koslowski, vicepresidente y analista jefe de automoción de la consultora estadounidense Gartner.

Según Koslowski, la salida al mercado de vehículos autónomos es mucho más cercana de lo que puede parecer, ya que está previsto que para dentro de dos años -en 2016- tres fabricantes hayan puesto ya fecha oficial para la comercialización de modelos de vehículos que circulen son conductor.

Con la técnica ya muy avanzada, el gran escollo al que deben enfrentarse ahora estos vehículos son las reticencias de gran parte de la población, que tiene dudas sobre la seguridad y no está dispuesta a ceder su control sobre el coche.

“Preguntamos a los conductores estadounidenses si quieren un coche que se conduzca solo y el 65 % respondió que no”, reconoció Koslowski, aunque destacó que un 35 % de aceptación para un invento que los usuarios todavía no han probado es un cifra “muy alta”, admitió que este problema debe solucionarse para que las inversiones realizadas sean rentables.

Para solventar esta cuestión y estrechar la confianza de los consumidores con el producto, el jefe de Sistemas de Asistencia al Conductor de Audi en EE.UU., Joerg Schlinkheider, cree que los esfuerzos deben concentrarse en un solo campo: la seguridad.

“Precisamente, el motivo por el que el proceso de creación se está alargando tanto es porque estamos decididos a hacer un coche 100 % seguro y esto lleva tiempo”, apuntó el responsable de Audi.

“Hay que contemplar todas las situaciones, asegurarse de que el vehículo responderá adecuadamente en todos los casos”, remachó.

Su colega Luca Delgrossi, director de Asistencia al Conductor y Sistemas de Chasis para EE.UU. del Departamento de Investigación de Mercedes-Benz, reveló que la marca alemana ya ha probado su modelo de vehículo, haciéndolo circular por autopistas, carreteras secundarias y núcleos urbanos.

“Se implementará por fases: primero se lanzarán vehículos que circulen solos en situaciones de tráfico denso; luego, coches que se estacionen solos; y luego, otros que ya puedan circular de forma autónoma por autopista”, explicó el responsable de Mercedes.

Según Delgrossi, la idea es lograr que, cuando se introduzca en el mercado el vehículo que se conduce totalmente solo, esto no suponga un gran impacto para el usuario, que ya habrá ido abandonando sus reticencias paulatinamente.

El pasado 28 de abril, Google desveló que sus dos docenas de Lexus autónomos ya han circulado -y, por tanto, registrado en mapas 3D- hasta 700.000 millas (1.126.000 km), y que desde hace varios meses circulan en modo de prueba por zonas urbanas de Mountain View (California, EE.UU.), donde la empresa tiene su sede.

Para John McClure, portavoz de la sección de Tecnologías Avanzadas de Conducción en la multinacional tecnológica Intel, la gente debe concienciarse de que los vehículos autónomos supone una “mejora” en términos de seguridad.

“El 90 % de todos los accidentes de vehículos son debidos a errores humanos. Esto no es sólo algo que queremos hacer, sino algo que debemos hacer. Podemos salvar muchas vidas con este invento”, indicó McClure, para recordar después que el software que sirve de base para estos sistemas, en muchos casos, ya está disponible hoy en día.