Bugatti prepara al sucesor del Veyron

Bugatti Veyron Jean Bugatti 2013

Bugatti Veyron Jean Bugatti 2013

El Veyron ha tenido muchas ediciones especiales.

Bugatti

A pesar de que Bugatti no lo ha confirmado oficialmente, se ha rumorado sobre la producción del sucesor directo del Veyron. Los datos alrededor de él son muy escasos, pero la agencia de noticias Reuters ha logrado declaraciones "sin nombres" de gente de la compañía que aclaran algunos aspectos del futuro coupé Gran Turismo tope de la gama VAG.

Según estas filtraciones, se está considerando seriamente incorporar algún tipo de tecnología híbrida al W16 biturbo de Veyron actual. Esta decisión sería una respuesta a la tendencia actual en superdeportivos. La cuestión es el camino que optará Bugatti para ello.

El sustituto del Veyron tendrá que ser más rápido y más potente, aunque tendrá que lidiar con el sobrepeso de hibridarse sin perder la tracción integral si quiere poder transferir más de mil caballos al suelo. Porque lo que sí sabemos a ciencia cierta es que el auto será "más rápido y al menos igual de potente" que la versión más radical fabricada hasta ahora del vehículo con la firma de Ettore Bugatti en el frontal.

Bugatti podría tomar dos caminos distintos: por un lado, optaría por una hibridación "al uso", impulsando alguno de los ejes motrices con electricidad, o directamente trabajando a través del cigüeñal o la caja de cambios; o meterse en el complicado camino de hibridar los turbocompresores, convirtiéndolos en mecatrónicos.

Audi ya ha demostrado su interés de emplear esta tecnología con el RS5 diesel que presentó semanas atrás en autos de calle, pero por el momento, los turbos compuestos mecatrónicos están limitados a su uso en competición, y más concretamente en Fórmula 1. Mercedes tonteó con la idea de instalarlos "ya" en algún modelo AMG, pero tardarán algo más.

Por ahora, lo único seguro es que Bugatti no comenzará pruebas serias con su nuevo producto, que ya está perfilado, hasta que se venda el último de los Veyron disponibles, de los que quedan unos 20, y que podrían acabarse este mismo año. Teniendo en cuenta el tiempo de desarrollo del Veyron, su sucesor podría tardar años en aparecer en el mercado, en función de la complejidad técnica que VAG quiera imprimirle.