Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Brasil, la nueva potencia
  • Próximo álbum

Brasil, la nueva potencia

Brasil, más que samba y futbol

Cuando uno habla de Brasil de inmediato lo relaciona con samba, guapas mujeres, futbolistas de gran calidad, playas y un clima espectacular.

Sin embargo, el país del Amazonas es más que fiesta y en los últimos años ha registrado un notorio crecimiento económico que lo ha convertido en una de las nuevas potencias mundiales.

Además de la gran exportación de futbolistas, Brasil ha logrado fuertes inversiones en su territorio, siendo una de las más importantes la de la industria automotriz y tal ha sido el éxito que terminó el 2010 como el cuarto mercado de automóviles más grande del planeta.
Crecimiento constante

El mercado automotriz brasileño es uno con el mejor índice de progreso, lo que sin duda es un imán para fabricantes extranjeros, quienes ven a esta nación como un buen lugar para establecerse o aumentar su presencia.

Según cifras de la Asociación Brasileña de Fabricantes de Automotores (Anfavea), Brasil debe cerrar el año con 3.45 millones de autos nuevos vendidos, lo que representaría un crecimiento de 9.8% comparado con 2009 y lo más importante, se colocaría como el cuarto mercado más importante, superando a Alemania y quedando detrás de los gigantes China, Japón y Estados Unidos.
De Brasil para el mundo
Además de vendedor, Brasil es un polo de producción y desarrollo para toda América Latina.

Exporta cerca de 60% a Argentina y 20% al resto del continente y en cuanto a importaciones 50% viene de Argentina, 22% de Corea del Sur y China y 10% de México, mientras que 6.5% proceden de Europa y Estados Unidos.
Quieren aumentar la demanda
Sin embargo, debe mejorar las cifrasa pesar de que enfrenta varios problemas como el aumento de importaciones y una baja de venta debido al valor del real frente al dólar, lo que dificulta su competencia en mercado externos.

Actualmente hay 17 marcas que tan solo en 2010 construyeron 3.64 millones de autos.
Enfocándose a las ventas
Brasil no ha tenido problemas en el tema de la producción, mano de obra o inversión, pero su mayor obstáculo es el mercado local.

Aunque creció 18% respecto a 2009, la mayor parte son importaciones y exportaciones, siendo Argentina su mayor proveedor y también el destino de los autos producidos en Brasil.
Mucha gente, pocos autos
Debido a su extensión territorial se podría pensar que Brasil es un país con alta demanda de vehículos, pues los trayectos son largos; sin embargo, la realidad es otra.

A pesar de que su población llega a los 190 millones de habitantes, la flota de vehículos es de apenas 30 millones, de los cuales la gran mayoría son modelos atrasados.

La ventaja es que la mano de obra competente y las materias primas que se tienen al alcance, aunadas a una economía estable, la inflación bajo control, el fácil acceso al crédito para los consumidores y la cantidad de habitantes le dan un gran margen de crecimiento a la industria automotriz.
Creciendo y creciendo
General Motors fue uno de los primeros fabricantes que inyectó dinero en Brasil para establecer plantas e impulsar sus ventas.

Actualmente es la tercera marca de mayor poder en dicho país al retener cerca de 21.18% aunque espera aumentar dicha cifra con la renovación constante de modelos.
Rei do Brasil
Otro de los fabricantes más populares es Volkswagen que llegó en 1953 y es en Brasil el país con mayor presencia fuera de Alemania y China, además de ser el segundo lugar en ventas.
VW cuenta con cinco plantas en territorio brasileño que se encargan de la construcción de autos, motores y piezas que se exportan a gran parte del continente americano y africano.
El gran responsable
El presidente Lula Da Silva es el responsable del crecimiento de la industria automotriz brasileña gracias a un plan de $4 mil millones para incentivar la inversión y venta de autos.
Esta industria actualmente le da empleo a cerca de 1.5 millones de personas que son cruciales para el desarrollo de la primera economía de America Latina.
Van por más
El mandato de Lula Da Silva está por terminar pero en su último año logró una inversión extranjera de $33.136 millones.
Aún así, el sector automotriz planea un informe sobre los riesgos de la pérdida de competitividad y pedirán mayor protección, reduciendo la importación y eliminando los problemas de logística, infraestructura y costos laborales.
Renovación de la industria

Brasil ha enfocado sus esfuerzos en desarrollar tecnologías más eficientes y amigables con el planeta como el uso de biocombustibles, siendo el más popular el etanol, cuyo insumo agrícola es la caña de azúcar, cultivo del que Brasil posee 355 millones de hectáreas.
100% etanol
Desde hace más de 30 años Brasil ha trabajado en el desarrollo del etanol y posee la planta productora más avanzada del mundo que es la Destilería de Incauca, donde se producen 300 mil litros diarios con un costo de producción de $0.83 por galón, lo que lo ha llevado a ser el mayor exportador mundial y la primera economía en alcanzar un uso sostenible de estos.
Listos para el mundo    
Los ojos del mundo están puestos en Brasil, tanto por su rápido crecimiento como por ser las siguientes sedes del Mundial del Futbol y los Juegos Olímpicos.
Ante la creciente demanda de infraestructura y transporte que estos dos eventos representan, Brasil ha redoblado su trabajo en el desarrollo, producción y venta de autos que funcionan con etanol.
Movilidad flexible

Pero la producción de autos flex fuel (que funcionan con cualquier proporción de combustible y etanol hídrico E100) no es algo nuevo. Han estado disponibles desde 2003 y de inmediato se convirtieron en un éxito comercial; tanto, que para 2006 la flota había superado los 6 millones entre autos y vehículos comerciales ligeros.   

Y tal ha sido su impulso que 100% de las gasolineras tienen disponible etanol.

VW fue la primera marca en introducir un auto flex en Brasil y de ahí le siguieron Chevrolet, Fiat, Ford, Puegeot, Renault, Honda, Mitsubishi, Toyota y Citröen.
El imperio VW
Volkswagen es sin duda uno de los pilares de la industria automotriz brasileña.

Lleva más de 50 años en el país y su primer modelo construido en el país sudamericano fue la Kombi que apareció en 1957. A partir de ahí ha expandido sus opciones a modelos de todos los segmentos e incluso camiones ligeros.
Liderazgo brasileño
Carlos Ghosn es uno de los personajes brasileños más reconocidos del mundo al ser nombrado CEO del grupo Renault-Nissan, que en conjunto alcanzan los 6 millones de autos al año.
En lo que respecta a Nissan, emplea a 200 mil personas y registró ganancias de $70 mil millones, grandes cifras con las que tiene que lidiar este brasileño.
Tradición compacta

A pesar de que Brasil es la primera economía de Latinoamérica, el gusto por los autos se enfoca en modelos compactos y por eso diversas marcas han trabajado en vehículos confortables y eficientes pero de proporciones reducidas.

El mejor ejemplo es el Chevrolet Astra un auto que apareció en los años 80 como la primera apuesta de General Motors por modelos citadinos. Se ha producido en Brasil desde 1994 y es uno de los modelos más populares gracias a su funcionamiento simple y amplio espacio interior.

Aunque ha tenido diversas modificaciones, mantiene intacta su esencia que le da cierto encanto.
Fanáticos de la velocidad
Cuando hablamos de la cultura deportiva de Brasil de inmediato pensamos en las cinco Copas del Mundo; sin embargo también hay un gran gusto por la Fórmula 1, razón por la que desde 1974 se incluyó al Autódromo de Interlagos y el de Jacarepaguá en el calendario de la Fórmula 1 y desde 2004 ha sido el país encargado de definir al campeón del máximo circuito del automovilismo.
Talento deportivo
Brasil es semillero de buenos pilotos. La nueva generación está integrada por Lucas DiGrassi, Rubens Barrichello, Felipe Massa y Bruno Senna, quienes pretenden mantener el legado de éxito que comenzaron legendarios corredores como Emerson Fittipaldi, Jose Carlos Pace y Ayrton Senna, uno de los mejores pilotos de la historia de F1.
¡Viva Brasil!

A pesar de que Brasil tiene numerosos problemas sociales, el crecimiento económico y cultura festiva serán puntos clave para la nueva década que estará marcada por las dos justas deportivas más importantes: el Mundial de Futbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016, eventos que podrían transformar la historia brasileña.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Lo que dejó el 2010

Hyundai Elantra 2015

Mercedes-Benz AMG GT 2016

Audi Q7 2016

Disfruta más imágenes
a tu izquierda