El Papa Francisco prefirió viajar en un Kia en su visita a Corea del Sur

Kia Soul

Kia Soul

El Papa Francisco seleccionó un Kia Soul para transportarse durante su visita a Corea del Sur.

Getty Images

El Papa Francisco, como lo viene haciendo últimamente, no quiso ir envuelto en lujo, y eligió un Kia Soul, para su visita a Corea del Sur.

El Papa se metió en la parte trasera del Soul y bajó su ventana para saludar al comité de bienvenida, incluyendo al presidente, Park Geun Hye, al inicio de su visita de cinco días a Corea del Sur.

Francisco saludó con mucha seguridad a los miles de fieles que lo esperaban. El Papa tiene programado presidir una ceremonia de beatificación de los mártires coreanos, con la que se espera atraer a cientos de miles de personas al centro de la ciudad.

La selección del Soul también pone de relieve la preferencia del Papa por los vehículos pequeños, una salida de los Papamóviles del pasado, como el hecho a la medida y a prueba de balas por Mercedes-Benz y que el Papa Juan Pablo II solía montar. A menudo lleva a cabo las visitas oficiales en un viejo Fiat de 20 años de edad, entre ellas en un viaje a la isla mediterránea de Lampedusa.

El uso de este pequeño hatchback también contrastó con los vehículos de los funcionarios surcoreanos que optaron por los vehículos de lujo oficiales en los que normalmente circulan.

Sus predecesores han preferido paseos más espaciosos en medio de preocupaciones de seguridad. El Papa Benedicto XVI a menudo viajaba en un Mercedes-Benz a prueba de bombas, y utilizó el A8 de Audi durante su visita a Alemania.

Para Kia el segundo mayor fabricante de automóviles de la nación, con sede en Seúl, el uso del Soul por el Papa Francisco, fue una bendición.

El Soul era su vehículo más popular en el extranjero el año pasado, según datos de la compañía.

El Soul de segunda generación se introdujo el año pasado en el Autoshow de Nueva York. El modelo original fue presentado por primera vez en 2008 y se convirtió en un éxito de ventas en donde se vende.