Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Rolls-Royce Phantom II
  • Próximo álbum

Rolls-Royce Phantom II

La familia Phantom Series II es una alineación de autos ultralujosos que se han actualizado a conciencia con tecnología de punta, mejoras a una ya de por sí motorización incomparable y a la conectividad. Como consecuencia, el fabricante continuará ofreciendo los mejores autos en el mundo durante muchos años más.
El lanzamiento del Phantom en 2003 significó el renacimiento en el siglo XXI de la marca de lujo más famosa y rápidamente se estableció como el pináculo de la excelencia automotriz. Es un auto imponente, con presencia en el camino y elegancia sin igual. Luego vinieron variants como el Phantom Extended Wheelbase en 2005, el Phantom Drophead Coupé en 2007 y el Phantom coupé en 2008. Todos fueron muy bien recibidos.
Como en una pieza musical inspiradora, el Rolls-Royce sigue deleitando a las audiencias. Las melodías familiares con sus claves de diseño clásicas pueden rastrearse a lo largo de las diferentes generaciones y una orquesta de artesanos es la encargada de darles vida.
Su interior es un oasis de calma y representa el ambiente perfecto para relajarse en el silencio envolvente. Pero también puede convertirse en un centro de entretenimiento. La configuración de la versión sedán tiene dos monitores más con mesas de picnic para los pasajeros traseros.
En la parte frontal tiene un nuevo marco para la parrilla en los modelos Phantom Drophead Coupé y el Phantom Coupé. Sin lugar a dudas, la parte trasera es la ideal para disfrutar del lujo del Phantom sedán, donde los pasajeros gozan de una vista inspiradora del cofre y del “Espíritu del éxtasis”.
El Phantom sedán y la distancia entre ejes extendida tienen un nuevo logo R-R que repite el indicador. A su vez, tres nuevas opciones de rines, incluyendo los que vienen pintados, pulidos y parcialmente pulidos, se agregan a la gama de rines de 21 pulgadas, los más grandes para cualquier auto en producción.
La simplicidad de su diseño y los materiales más finos contribuyen a la arquitectura atemporal de cualquier Phantom, donde los puntos sobresalientes son exclusivamente de madera, cromo y piel y donde los pies pueden perderse fácilmente en las alfombras de lana de cordero.
El Phantom coupé y el Drophead coupé ahora vienen con un marco de parrilla de una sola pieza que presenta un acabado frontal más suave y contemporáneo que se arquea en la forma de unas alas frontales. Por su parte, el sedán tiene una nueva defensa trasera.
En la parte frontal, sus luces rectangulares y el rediseño de su defensa tienen grupos de luces LED. La caractreística sobresaliente es la barra elegante y dramática que captura la elegancia simple de un elemento permanentemente iluminado, un rasgo que complementa el diseño de luces de la parte trasera del vehículo.
Tiene un chasis de aluminio que retiene su posición en el centro del vehículo y sirve como base para la extraordinaria potencia de manejo del vehículo. Tan poderoso y ligero como un auto Fórmula 1, el chasis se reforzó con barras que permiten que se ofrezca un paquete dinámico por primera vez para la versión sedán.
El contenido audiovisual, los mapas de navegación satelital y la información para el conductor se presentan en la pantalla de 8.8 pulgadas, resaltados por marcadores en cromo para que resulte más conveniente para el conductor al momento de seleccionar las funciones clave. Los sistemas de cámaras al frente, atrás y arriba aumentan la facilidad de uso, especialmente cuando se maneja en ambientes urbanos.
Con la unión de la tecnología de punta y la artesanía, cada carrocería es hecha a mano y luego se termina como si de un instrumento de precisión se tratara. Cada mañana se revisaban los efectos atmosféricos en el material con el que se trabajaba. Luego se utilizaron 200 secciones de aluminio para crear un marco, que se midió con laser. Posteriormente, una plataforma une la estructura con precisión.
Gracias a su suelo aislante, el chasis aumenta la tranquilidad interior y ayuda a eliminar el ruido, las vibraciones y la rigidez. Su sistema de sensores localizados a lo largo del auto, en caso de impacto, hace miles de cálculos por segundo para conocer la severidad y desplegar sistemas de seguridad en caso de ser necesario.
Fluidez sin esfuerzo es lo que mejor describe la experiencia Phantom, tanto para su conductor como para sus pasajeros. Una interfaz de usuario y más tecnologías de asistencia para el conductor se crearon sobre la base de una nueva plataforma electrónica.
Los clientes de este fabricante esperan que sus autos sean tan únicos como su huella digital y el servicio a la medida cumple con estas altas expectativas. Muchos modelos entregados incluyen color, placas, incrustaciones de chapa de oro, entre otras características.
A casi 10 años de su lanzamiento, el equipo de diseño responsible de crear una pieza de arte permanece todavía en Rolls-Royce.así, el fabricante inicia el siglo XXI con una prioridad: un diseño atemporal y armonioso que abarque las nuevas mejoras tecnológicas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

El Rolls-Royce 102EX y su vuelta al mundo

Nissan Kicks Concept

Aston Martin Lagonda 2016

Ford comenzó la producción del Mustang

Disfruta más imágenes
a tu izquierda