Publicidad | Vea su anuncio aquí

Familiar con estilo: Renault Fluence 2012

Renault Fluence 2012

Renault Fluence 2012

El Renault Fluence 2012 utiliza el chasis del Megane de la generación pasada a psear de ser un auto con mayores dimensiones.

Renault
Renault Fluence 2012

FOTOS:  Renault Fluence 2012

Ver fotos
Renault Scala 2010

FOTOS:  Renault Scala 2010

Ver fotos
Renault Stepway 2010

FOTOS:  Renault Stepway 2010

Ver fotos
Nissan Murano Cross Cabriolet 2011

FOTOS:  Nissan Murano Cross Cabriolet 2011

Ver fotos
Nissan Versa 2012

FOTOS:  Nissan Versa 2012

Ver fotos
Nuevo Nissan March 2011

FOTOS:  Nuevo Nissan March 2011

Ver fotos
Los 2011 que no vemos en Estados Unidos

FOTOS:  Los 2011 que no vemos en Estados Unidos

Ver fotos

Hoy es día es sumamente común que entre diferentes marcas se “presten” modelos para comercializarlos en diferentes mercados. Este es el caso del nuevo Renault Fluence, el cual en realidad es un Samsung SM3, comercializado bajo la marca del rombo en Latinoamérica.

El Fluence es un sedán compacto que bien podría ser considerado un mediano gracias a su espacio interior. A pesar de ser un auto de origen coreano, el bastidor es el mismo que utilizaba la generación pasada del Renault Megane pero con algunas mejoras que lo mantienen al día entregando un manejo algo más refinado.

La línea de diseño del Fluence llama la atención por ser atrevida sin llegar a ser agresiva. Denota un estilo aerodinámico que hace honor a su nombre al representar fluidez más que deportividad.

En el interior los materiales son de buena calidad y el ensamble también es bastante bueno. Los asientos son cómodos tanto adelante como atrás y 5 adultos caben bien aunque 4 soportarán mejor los viajes largos.

Como en la mayoría de los autos franceses, la posición de manejo es alta y el cluster tiene cierta inclinación hacia atrás. A pesar de la comodidad de los asientos, es difícil encontrar una posición de manejo óptima, sobre todo para la gente alta. La consola central tiene un diseño ergonómico que permite el fácil entendimiento de la activación de sus comandos.

El motor elegido para el Fluence es un cuatro cilindros de 2.0 litros con 140 caballos. Nuestro auto de prueba venía equipado con la caja CVT con cambios manuales.

La caja CVT está completamente enfocada en el ahorro del combustible, cosa que hace sumamente bien en ciudad. A pesar del tamaño del auto su consumo citadino fue muy gratificante, caso contrario del consumo en autopista.

En autopista la caja CVT mantiene el régimen de revoluciones en la parte alta de tacómetro la mayor parte del tiempo para poder mantener la velocidad crucero. Claro que se puede ir a una velocidad en donde las revoluciones no sean elevadas, pero esta se siente muy reducida para una autopista.

El modo manual la verdad no vale mucho la pena en este tipo de cajas de velocidades, siempre es mejor dejarlas en automático y permitirles hacer su trabajo.

El motor es capaz y parece que la caja lo detiene un poco de mostrarnos todo su potencial. Nos gustaría manejar la versión con caja manual para reafirmar nuestra teoría. Los 140 caballos que tiene son más que suficientes para mover al Fluence con tranquilidad aunque algunos rebases se sienten forzados, de nuevo no sabemos si es por el motor o la caja de velocidades. De igual manera nos gustaría que el motor tuviera un poco más de caballaje, sobre todo porque la mayoría de su competencia ronda los 170 caballos de fuerza.

La puesta a punto de la suspensión logra una buena mezcla entre confort y deportividad. En ningún momento se siente demasiado dura como para ser incómoda, pero tampoco da desconfianza. La transferencia de peso hacia adelante en una frenada puede parecer un poco brusca al principio, pero es importante recordar las dimensiones del auto.

El precio del Fluence lo coloca como un serio competidor en el segmento de los sedanes compactos, esto junto a un diseño diferente, muy buen equipamiento y acabados de muy buena calidad han provocado que gane popularidad en el mercado, convirtiéndolo en una opción muy interesante para las familias pequeñas que no solo quieren un auto, sino que quieren un auto con estilo propio.

  • Lo Bueno
  • Diseño exterior
  • Calidad de acabados
  • Consumo en ciudad
  • Lo Malo
  • Consumo en autopista
  • Posición de manejo
  • Modo manual de la caja CVT

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí