Publicidad | Vea su anuncio aquí

Nissan GT-R Black Edition 2013

Nissan GT-R 2013

Nissan GT-R 2013

El supercoche de Nissan viene con mejoras en el motor y la suspensión para su versión 2013.

Nissan
Nissan GT-R 2013

VIDEO:  Nissan GT-R 2013 - Nissan

Ver videos
Nissan GT-R 2013

VIDEO:  Nissan GT-R 2013 - Nissan

Ver videos
Nissan GT-R 2012

FOTOS:  Nissan GT-R 2012

Ver fotos
Nissan GT-R 2011

FOTOS:  Nissan GT-R 2011

Ver fotos

Hace tiempo que quería manejar este auto. Desde que salió a la venta en el año 2008 había tenido la posibilidad de conducirlo en tramos cortos y nunca en una verdadera prueba de manejo.

Encuentra tu auto ideal

Por suerte, esta versión que me tocó manejar es el modelo 2013, la cual suma algunos cambios más que interesantes al modelo que remplaza.

La potencia del motor aumentó de 530 a 545 caballos de fuerza gracias a la modificación en la presión del turbocargador.

El auto posee una aerodinámica impresionante debido a las mejoras en la estabilidad que se logró con una fascia más grande y la abertura de la parrilla que al mismo tiempo ayuda a reducir la resistencia al aire.

La parte frontal posee un look más agresivo gracias a la nueva fascia y también a las luces LED de alta intensidad. En cuanto al diseño trasero, está mucho mejor esculpido y contribuye a un bajo centro de gravedad.

La suspensión fue ajustada para obtener un desempeño óptimo. Además, está equipado con un sistema de frenos Brembo. 

Su construcción le da un peso más ligero pero hace más rígido al auto. Los rines de 20 pulgadas diseñados por RAYS llevan neumáticos de taco bajo, lo cual le imprime una presencia muy agresiva desde el lateral.

En su interior, la cabina para cuatro pasajeros equilibra la funcionalidad con el confort. Su panel de instrumentos tiene un tacómetro al centro, además de una pantalla que despliega múltiples funciones, como información mecánica y de manejo.

Por dentro, las mejoras al auto incluyen nuevo tablero de fibra de carbono y materiales más refinados, mientras que la edición especial que conducimos incluye asientos deportivos Recaro, interior en color negro y rojo y molduras oscuras, sin olvidar una buena selección de tecnologías y amenidades que consienten al conductor.

Otros cambios incluyen un monitor de visión trasera y un nuevo spoiler trasero de fibra de carbono seco para nuestra versión Black Edition.

Hablar del consumo de combustible o su espacio reducido en las plazas traseras no tendría sentido. Este auto está hecho para correr y no para alimentar sus 545 caballos necesita de gasolina.

Nissan logró una obra de arte de la ingeniería con el GT-R. Sin dudas un auto distinto en la ciudad o la pista.

 

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí