Publicidad | Vea su anuncio aquí

MINI Roadster John Cooper Works 2012

MINI Roadster John Cooper Works 2012

MINI Roadster John Cooper Works 2012

El Roadster Works combina lo mejor que la marca puede ofrecer.

Univision.com
MINI Roadster

VIDEO:  MINI Roadster - Mini

Ver videos
MINI Roadster 2012 frente

FOTOS:  MINI Roadster 2012

Ver fotos
Por fin llegó el MINI Cooper Coupé

FOTOS:  MINI Coupé John Cooper Works 2012

Ver fotos
MINI Paceman 2014

FOTOS:  MINI Paceman 2014

Ver fotos
MINI Rocketman Concept 2012

FOTOS:  MINI Rocketman Concept 2012

Ver fotos
MINI Life Ball 2012

FOTOS:  MINI Life Ball 2012

Ver fotos

Cuando el MINI renació en 2001 bajo la tutela de BMW causó todo un revuelo en la industria automotriz gracias a su diseño retro que lograba un balance perfecto entre lo clásico y lo moderno, pero  tenía un problema: era demasiado grande para llamarse MINI.

Ese diseño original se ha modificado varias veces para crear varias versiones del pequeño auto británico. Curiosamente estos nuevos “MINIS” eran todavía más grandes. El Clubman intentaba ser una versión familiar del pequeño hatchback y el Countryman hace las veces de una versión en camioneta del auto.

Afortunadamente ya hay una versión realmente pequeña llamada MINI coupé, mejor aún, hay versión convertible de este nuevo MINI compacto llamada Roadster, ¿no es suficiente? Ese roadster existe en versión John Cooper Works con 210 caballos de fuerza, lo que lo convierte en probablemente el mejor MINI desde la versión original.

Les tomó “tan sólo” 12 años ofrecer un auto que se sintiera realmente pequeño, ya que esta nueva versión es prácticamente del mismo largo y ancho que el MINI Hatch. La gran diferencia se siente gracias a que está más pegado al piso, el parabrisas está más angulado y la falta de asientos traseros nos da esa idea de no tener mucho auto que digamos detrás de nosotros.

Las dos plazas con las que cuenta son bastante cómodas y tienen muy buen espacio, la distancia al techo cuando está el toldo puesto es muy buena y a pesar de ser un auto pequeño uno nuca se siente apretado dentro del habitáculo.

El equipamiento es el esperado en un auto Premium, sin importar que sea pequeño. El Roadster cuenta con todas las amenidades que debe tener el MINI más caro que se ofrece actualmente. A pesar de ser la versión Works, afortunadamente nuestra unidad de prueba traía los asientos normales, lo que hace del manejo en ciudad una experiencia mucho más agradable que cuando equipa los asientos de cubo de fibra de carbono que son sumamente duros.

El paquete Works no se reduce a un par de detalles estéticos, aparte del kit aerodinámico de la carrocería y los rines exclusivos, esta versión cuenta con una puesta a punto mucho más agresiva en la suspensión que le ayuda a mantenerse lo más plano posible en las curvas. Esto combinado con su muy precisa dirección y el agarre que le da tener ejes anchos dan como resultado el comportamiento característico de un MINI Works: una velocidad de paso por curva envidiada por muchos autos deportivos mucho más caros, a pesar de ser tracción delantera.

Lo bueno del Works es que todo este buen manejo está acompañado de excelente desempeño. En esta versión el motor turbo de 1.6 litros lleva su potencia hasta 210 caballos de fuerza, más que suficiente para un auto de este tamaño. El motor viene acompañado por una caja manual de 6 marchas con recorridos cortos y velocidades muy bien escalonadas.

El comportamiento del auto en general es bastante neutral. Sí muestra un poco de sobreviraje pero su corta distancia entre ejes hace que sea fácil corregir la trayectoria con movimientos cortos y rápidos. El auto en general apunta muy bien en la entrada de las curvas y la respuesta del acelerador nos permite mantenerlo en trayectoria con correcciones muy pequeñas a dicho pedal.

En esta ocasión los ingenieros de BMW también se preocuparon por la estabilidad a altas velocidades y equiparon al MINI Roadster con un alerón eléctrico que regula su posición automáticamente dependiendo de la velocidad.

En la ciudad es un auto relativamente cómodo. Los asientos ayudan, pero la combinación de la suspensión junto a las llantas runflat de bajo perfil hacen de pasar por un bache un verdadero martirio. La retroalimentación del volante es muy buena y en calles ligeramente dañadas se agradece, pero en pisos maltratados el MINI Roadster Works sufre bastante.

Uno esperaría que el techo fuera de lámina y de activación eléctrica, pero en este MINI es de lona y manual, lo cual la verdad agradecemos bastante por un par de motivos: en primer lugar el hecho de ser un techo de lona ´permite mantener el peso del auto lo más contenido posible, el hecho de que sea manual y que sea un auto tan pequeño nos deja subir y bajar el techo en 5 segundos (literalmente) sólo hay que jalar una palanca y empujar o jalar el techo para dejarlo en la posición desasada, y por último, al ser un techo tan corto y no tener que lidiar con espacio para el motor eléctrico , deja bastante espacio en la cajuela, ayudando al MINI Roadster a tener cierta practicidad a pesar de ser un auto de nicho.

El MINI Roadster Works es probablemente el auto menos versátil de una familia de autos poco versátiles, pero es justo eso lo que lo hace el mejor ejemplar de su raza, es un auto enfocado y con una sola misión: poner una sonrisa en tu boca cada vez que lo manejas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí