Publicidad | Vea su anuncio aquí

Mazda CX-5 Grand Touring 2013

Mazda CX-5 2013

Mazda CX-5 2013

La Mazda CX-5 2013 es el primer modelo de la marca en utilizar la tecnología SKYACTIVE por compelto.

Mazda
Mazda CX-5 2013

FOTOS:  Mazda CX-5 2013

Ver fotos
Mazda 6 sedán 2013

FOTOS:  Mazda 6 sedán 2013

Ver fotos
Mazda MX-5 2013

FOTOS:  Mazda MX-5 2013

Ver fotos
Mazda Minagi Concept

FOTOS:  Mazda Minagi Concept

Ver fotos

Mazda se ha posicionado de manera muy fuerte en el segmento de las SUVs light gracias al éxito de la CX-7, pero ha llegado el momento de cambiar de estrategia. Es por eso que ahora nos presentan la CX-5, una versión un poco más compacta y económica pero igual de funcional y con más calidad que su predecesora.

Encuentra tu auto ideal

La CX-5 se nota un poco más compacta a primera vista, pero funcionalmente el espacio interior logra exactamente lo mismo que la CX-7: puede acomodar a 5 pasajeros sin mayores problemas y tiene espacio para las maletas de todos.

El habitáculo es un lugar cómodo que se siente espacioso. Los asientos tienen buen soporte lateral y es fácil encontrar una buena posición de manejo. Los controles tienen un diseño muy característico de la marca, y por lo mismo son intuitivos y fáciles de activar.

El nuevo diseño del volante es muy atractivo y complementa muy bien la imagen que esta CX-5 nos quiere dar.

La CX-5 es el primer vehículo que utiliza a fondo el estilo SKYACTIVE que Mazda planea introducir en todos sus modelos. Los cortes afilados de la parrilla y la alta línea de la cintura son partes claves de este nuevo lenguaje de diseño que veremos muy pronto en otros vehículos como el nuevo Mazda6 y la CX-9.

El motor seleccionado para esta SUV Light es el cuatro cilindros de 2.0 litros con 155 caballos de fuerza. Gracias a que es un motor moderno el consumo es relativamente bajo y cuenta con la suficiente potencia para mover a la CX-5 sin mayores problemas.

El comportamiento de la camioneta es bastante neutral aunque tiene a subvirar un poco, cosa lógica en un vehículo de sus características. La respuesta de la dirección es muy buena y gracias a la puesta a punto de la suspensión se siente ligera y en control en todo momento. La verdad nos recordó mucho al MX-5 por la forma en la que se conduce. Es una camioneta que aunque no tiene mucha potencia y le cuesta algo de trabajo llegar a la parte alta del velocímetro, cuenta con un manejo muy ágil que hace que no sea necesario ir a altas felocidades para que sea divertido.

El buen balance del chasis y lo comunicativo de la dirección hace que sea fácil e intuitivo cambiar de dirección en la CX-5. Al igual que en el MX-5 nos gustaría ver qué puede hacer este chasis con un motor más potente ya que en ese aspecto se siente bastante sobrado.

La CX-5 entra a uno de los segmentos más competidos actualmente con un manejo mejorado pero sin la potencia que tenía la CX-7 Turbo, intentando sustituir la fuerza bruta por un manejo más fino y comunicativo. Habrá quien extrañe la potencia del motor turbo de la CX-7, pero nosostro creemos que fue una buena decisión ofrecer un mejor manejo general y que es un paso en la dirección correcta.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí