Cadillac CTS 2014

Cadillac CTS 2014

Cadillac CTS 2014

El CTS es el nuevo buque insignia de Cadillac.

Cadillac

Con la llegada de vehículos más pequeños (como el ATS) a la filial premium de GM, el Cadillac CTS toma el lugar del buque insignia de la marca al convertirse en un auto más grande y enfocado en la elegancia para su tercera generación.

Cuando el CTS hizo su aparición en 2003, llegó a la marca como el sedán deportivo de lujo que tanto le hacía falta. Su diseño atrevido llamó la atención de muchos compradores y para cuando llegó su segunda generación en 2008 ya estaba instalado en la mente del público como el Cadillac deportivo por excelencia. La carrocería coupé y las versiones de alto desempeño “V” ayudaron a lograr esta imagen.

Pero los tiempos cambian y ahora toca la oportunidad al CTS de dejarle su puesto al más compacto y moderno ATS para convertirse en el auto de lujo que los clientes esperan de la marca.

El nuevo CTS es más grande tanto por fuera como por dentro. Continúa con un diseño angulado pero en esta ocasión no los cortes angulares no son tan drásticos, es más discreto en ese aspecto.  La utilización de LEDs y tecnología de punta abundan en el nuevo CTS.

En e interior encontramos un lugar ameno donde se pueden pasar muchas horas sin fastidiarse. Los asientos tienen buen soporte lateral y la banca trasera tiene espacio más que suficiente para tres adultos. Evidentemente la cajuela está a la altura y puede cargar con el equipaje de todos.

La consola central está dominada por la pantalla táctil desde donde se controla el sistema de infotenimiento. Siguen con el panel central que no tiene botones y lamentablemente sigue sufriendo de un tacto un poco extraño, a veces funciona y a veces no. Nos costó mucho trabajo prender y apagar las luces intermitentes, algo tan sencillo no debería tener problemas.

Se agradecen los detalles como el compartimento “escondido” detrás de la pantalla, pero lo cambiaríamos por mejores botones en la consola.

Los relojes son digitales y se pueden poner diferentes cosas en el centro de cada uno, desde velocidad, información de viaje, estado del auto o qué música venimos escuchando, si no nos gusta de un lado se puede poner del otro, o incluso se puede poner la misma información en ambos.

El CTS utiliza el motor V6 de 3.6 litros con 320 caballos de fuerza y caja automática de 6 velocidades. Aunque ya no es el auto deportivo de la marca, este motor le es más que suficiente para sentirse brioso y tener muy buenos adelantamientos. La respuesta del acelerador es rápida y la caja cumple muy bien su trabajo.

La puesta a punto de la suspensión esta vez está más del lado de la comodidad por lo que absorbe mejor las irregularidades del asfalto, pero se siente un auto más grande y pesado cuando se quiere ir rápido. No se siente con tanto aplomo como antes.

El uso de tecnología de punta y excelentes materiales siempre ha sido uno de los puntos fuertes de Cadillac, en el CTS se nota el deseo de la marca de convertirlo en el nuevo buque insignia y dejar la parte “juvenil” a modelos más nuevos. No sabemos si esta es la mejor de las ideas, sobre todo cuando el CTS ya se había hecho de un nombre en el segmento de sedanes deportivos Premium, pero lo que sí sabemos es que es un auto capaz que donde se ponga causará olas y se va a robar un buen pedazo del pastel de su nuevo segmento.