Prueba de manejo Jeep Grand Cherokee SRT 2014

Jeep Grand Cherokee SRT 2014

Jeep Grand Cherokee SRT 2014

La Grand Cherokee SRT es una SUV que entrega verdadero manejo deportivo.

Jeep

Por algún extraño motivo alguien decidió que las SUV deportivas eran buena idea, y aunque los primeros intentos fueron francamente controversiales, hoy en día es mucho más fácil encontrar una SUV con verdadero manejo deportivo.

Aunque todavía son pocas las que te pueden dar ese manejo deportivo real, Chrysler logró hacer de su buque insignia de Jeep uno de estos ejemplares. La Grand Cherokee SRT8 no solo tiene un aspecto más agresivo, cuenta con todo un tren motriz diferente para crear una de las mejores SUVs deportivas que hay hoy en día en el mercado.

En esta ocasión las modificaciones estéticas no son nada sutiles, se nota en el primer vistazo que esta no es una Grand Cherokee común. Los enormes faldones alrededor de toda la parte baja, la parrilla de panal, el cofre levantado con doble entrada de aire y los escapes deportivos dobles nos hacen darnos una idea de lo que esta camioneta pretende ser.

Por si quedaba duda, los enormes rines de 20 pulgadas nos dejan ver los frenos deportivos con los que cuenta. Las luces LED en la parte trasera, un nuevo spoiler y faros Bi-Xenon son los últimos detalles que le dan a la Grand Cherokee SRT ese aspecto tan agresivo.

El interior es un lugar bastante agradable y sigue la línea de diseño que SRT le da a todos los autos de la marca, incluso recordándonos más a un Dodge que a un Jeep. Los acabados en aluminio y fibra de carbono le dan ese toque deportivo que junto a los emblemas SRT en el volante y los asientos convierten al habitáculo de la SRT en algo diferente.

El sistema de infotenimiento está gobernado por la pantalla táctil central de 8.4 pulgadas en donde podemos ver desde qué música está tocando hasta datos específicos para la pista como tiempo de aceleración, Gs laterales o tiempo de vuelta de un circuito.

Los asientos son muy cómodos y tienen buen soporte lateral. Es fácil encontrar una posición de manejo y el espacio trasero es excelente, no hay que olvidar que esta es una SUV.

A pesar de la buena posición de manejo y del buen soporte lateral de los asientos, es difícil sentirse como si viniéramos en un auto deportivo. La SRT acelera y curvea mucho más rápido que muchos otros autos, pero sigue siendo una camioneta bastante grande y hay que luchar con la gravedad en todo momento. No importa que tan bien puesta a punto esté la suspensión, la física es absoluta y el peso de la camioneta la traiciona.

La entrega de potencia del motor puede ser bastante civilizada o realmente brutal en gran parte gracias a la nueva caja ZF automática de 8 velocidades que tiene la capacidad de cambiar el mapeo de los cambios sobre la marcha.

Como en todo vehículo moderno, la SRT cuenta con varios modos de manejo, desde Eco para ahorrar combustible, hasta Sport con todas las asistencias apagadas para sacar el mayor jugo posible al motor… siempre y cuando sepas lo que estás haciendo ya que no es tan fácil controlar los 470 caballos de fuerza que produce el V8 de 6.4 litros que le da vida a esta SUV.

Su gran tonelaje crea una sensación extraña al tomar las curvas, pero la dirección es sorprendentemente precisa y los cambios de dirección no le cuestan tanto trabajo como esperaríamos de un vehículo de su tamaño.

Aunque es un Jeep, esta versión pierde algo de sus capacidades off-road, en gran parte por el tipo de llantas que utiliza, al ser la versión deportiva utiliza llantas que no sirven mucho que digamos en la tierra. Algún sacrificio tenían que hacer.

La Grand Cherokee SRT es un vehículo para alguien que necesita la practicidad de una SUV familiar pero que sabe que puede llegar rápido a algún lugar cuando lo necesite. Es un segmento extraño el cual parece no tener mucho sentido, pero que cada día gana más seguidores aumentando su popularidad.