Prueba de manejo Infiniti Q70 5.6 2014

Infiniti Q70 2014

Infiniti Q70 2014

El Q70 es el buque insignia de la división de lujo de Nissan.

Infiniti

El segmento de los sedanes Premium está controlado por los fabricantes alemanes y por eso es muy fácil pasar de largo muy buenas opciones de fabricantes de otros países.

Este es el caso del Infiniti Q70 (antes llamado M56), que aunque es de una marca técnicamente americana (Infiniti), en realidad es japonés al ser la división de lujo de Nissan.

El Q70 es el buque insignia de Infiniti, y como tal tiene toda la tecnología y el lujo que la marca puede ofrecer para enfrentarse a sus rivales de segmento, el cual está muy peleado.

Desde el primer vistazo podemos notar que el Q70 es algo diferente. Sus líneas tienen un estilo muy asiático con los faros alargados y el uso de curvas que fluyen a lo largo de la carrocería. El cofre tiene un par de ondulaciones a lo ancho que le dan un carácter muy deportivo, sobre todo desde atrás del volante ya que nos recuerda un poco a las salpicaderas de los autos deportivos de antaño.

En el interior todo es lujo y comodidad. La consola central es de fácil lectura y el uso de materiales Premium está presente en todo el habitáculo. La madera y el aluminio dominan el panel de instrumentos mientras la piel de primer nivel cubre los asientos, el volante y la palanca. Básicamente todo lo que tocamos dentro del Q70 goza de una textura de primer nivel.

El espacio para los pasajeros traseros es bastante generoso. Gracias a su gran tamaño, los ocupantes de las plazas traseras podrán hacer viajes largos sin el más mínimo problema. Definitivamente este es un auto pensado para quien tiene chofer u prefiere hacer sus trayectos en la mayor comodidad posible en las plazas traseras.

Pero Infiniti no se olvidó que hay gente que también le gusta manejar este tipo de autos, por lo que existe una versión del Q70  con el V8 de 5.6 litros con 420 caballos de fuerza y caja automática de 7 velocidades. La unidad de pruebas que nos facilitó Infiniti era justo esa y la manera en que el motor empuja al enrome auto es sorprendente.

A pesar de no ser un auto deportivo, el Q70 cumple con las características que un auto del segmento debe tener por lo que el manejo dinámico está muy bien logrado. Podemos cambiar de un auto cómodo para el uso en el tránsito citadino a un Gran Turismo de altas prestaciones con tan sólo girar una perilla.

El auto se siente muy bien asentado en la carretera, dándonos confianza para atacar la siguiente curva sin mayores problemas. La dirección es muy precisa y a pesar del antes mencionado tamaño, el Q70 se siente un auto ágil, incluso hay veces en las que hay que recordar el tamaño del auto que estamos manejando, aunque se sienta mucho más ligero y pequeño al volante.

Los cambios de velocidades son bastante rápidos en modo sport y la respuesta de la caja automática en modo manual es muy competente.

El equipamiento es sumamente completo y cuenta con todas las amenidades que se pueden esperar de un sedán Premium de lujo. Incluso el sistema de sonido Bose cuenta con bocinas en los respaldos de los asientos delanteros para crear un mejor sonido envolvente.

El Infiniti Q70 cumple con todo lo necesario del segmento y es una excelente opción para quien quiere algo diferente que también cuenta con el respaldo y la confiabilidad de una marca cono Nissan.