Prueba de manejo Honda Fit CVT 2015

Honda Fit 2015

Honda Fit 2015

El nuevo Fit planea permanecer a la cabeza del segmento.

Honda

Honda es una marca que siempre se ha preocupado por entregar autos de calidad sin importar el segmento al que pertenezcan, y es por eso que el Fit es uno de los mejores subcompactos citadinos que existen en el mercado hoy en día.

Para 2015 el Fit nos presenta una nueva estética con detalles algo más atrevidos que le dan un aspecto más deportivo y moderno. El frente es más angular y los faros alargados le ayudan a presentar una “cara” más refinada. Los insertos de plástico negro en forma de panal en las cuatro esquinas son un pequeño detalle que ayuda a diferenciarlo mucho de la competencia.

A pesar de ser considerablemente diferente con la generación anterior, el Fit todavía tiene ese estilo de diseño sumamente japonés. Nos sigue recordando a una de esas cápsulas de escape de caricatura japonesa de los 80, lo cual nos agrada bastante.

Lo que sí es cierto es que este nuevo diseño al ser más atrevido también es más controversial y parece polarizar más la opinión del público.

El interior del auto sigue siendo uno de los puntos más fuertes del FIT. Aunque siempre había gozado de muy buena calidad, en esta generación se mejoró todavía más. La calidad de los materiales es muy buena y el ensamble que le dan en la nueva planta de Honda en México es de primer nivel.

El habitáculo es más grande de lo que uno podría pensar y el espacio para las plazas traseras es sumamente bueno, de lo mejor del segmento. La posición de manejo es un poco alta (esperado en un auto citadino) y los asientos son bastante cómodos. El volante tiene buen tacto y el diámetro está en el punto exacto para hacer las maniobras fáciles sin ser demasiado pequeño.

El nuevo Fit viene equipado con un cuatro cilindros de 1.5 litros con 130 caballos de fuerza y la unidad de prueba que nos prestaron en Honda tenía la caja CVT. Aunque el motor es más que suficiente para un auto de este tamaño la caja CVT hace que le cueste un poco de trabajo acelerar. Una vez a velocidad crucero el auto se siente ágil, pero los adelantamientos sufren un poco al igual que la aceleración.

Seguramente la versión con la caja manual de 6 velocidades soluciona esto, pero muchos comprarán la CVT ya que al ser un auto citadino la preferencia suele ser por la caja automática.

La dirección se siente precisa y  la retroalimentación del volate es buena. Los frenos responden bien y el pedal se siente firme.

Evidentemente muestra un poco de subviraje cuando se maneja con alegría, pero es de esperarse y es fácil de corregir. Su contenido tamaño y su excelente motor hacen que sea fácil sortear el tránsito citadino.

La versión CVT también cuenta con la programación ECO que se puede activar desde un gran botón verde en el tablero. Cuando el estilo de manejo está en ECO la respuesta del acelerador es más lenta para ayudar a ahorrar combustible.

El Fit siempre ha sido uno de los mejores subcompactos del mercado, no es precisamente barato pero vale lo que cuesta, hay que recordar que uno obtiene por lo que paga, y el Fit vale cada centavo gracias a su excelente calidad de materiales y acabados así como su versatilidad, comodidad y economía.