Publicidad | Vea su anuncio aquí

Volvo Sartre: autos que se manejan solos

Proyecto Volvo Sartre

Proyecto Volvo Sartre

Volvo puso a prueba su Proyecto Sartre en el que los autos se manejan solos.

Volvo
Volvo Concept You

FOTOS:  Volvo Concept You

Ver fotos

Los autos que se manejan solos parecen estar cada día más cerca. Google ha dado pasos agigantados en los últimos meses en este rubro, al grado que varios estados en EU han tenido que modificar sus leyes para permitir que estos autos puedan circular por las calles, y lógicamente una marca como Volvo no se iba a quedar atrás.

Volvo ha sido líder en tecnología de seguridad durante décadas y la idea de un auto que se maneje por si sólo no les es ajena en lo más mínimo. Los beneficios de este tipo de sistemas que permiten que coches se conduzcan solos son sobre todo eliminar algunos de los errores humanos más comunes como son los despistes en trayectos “normales” donde suelen producirse accidentes, pero también el consumo de energía más optimizado.

La tecnología detrás de este tipo de sistemas es impresionante, y aunque el proyecto de Google lo que va a permitir es que un coche se pueda conducir independientemente, Volvo ha puesto a prueba en una carretera convencional su sistema Volvo SARTRE.

A diferencia del sistema de Google  en el que decenas de sensores controlan que no se salga del carril, no interfiera con otros autos y que no supere el límite de velocidad permitido, el sistema de Volvo lo que básicamente trata de hacer es crear un convoy de autos controlados por un camión que va a la cabeza.

Los autos de Volvo usan una serie de cámaras, radares y sensores láser que determinan la velocidad y posición de cada auto respecto al líder, que en este caso siempre sería un camión conducido por un conductor profesional que es quien tiene la responsabilidad de conducir según las reglas de tránsito.

En la prueba real que han realizado a las afueras de Barcelona, han recorrido hasta 200 kilómetros sin que el conductor tocase el volante, todo gracias a este batallón de sensores y cámaras que están integrados en el auto.

El sistema no es perfecto y apenas está en desarrollo, lógicamente todavía hay que solucionar muchas situaciones hipotéticas como qué pasaría si el conductor líder pierde la concentración y tiene un accidente, o si un auto del convoy falla.

A pesar de estas probables dificultades, la industria automotriz está preocupada por hacer las calles cada vez más seguras.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí